Al Nevado de Toluca le quedan diez años de vida

* Es urgente declararlo Reserva de la Biósfera

* Numerosos factores afectan al emblemático volcán.

* El cambio de categoría es una alternativa.

* Tal vez no se reviertan los daños a la región.

Carmen Lila Romero / IK BALAM

San Juan de las Huertas, Estado de México

La tala hormiga, la erosión por la siembra de cultivos, la existencia de minas y la degradación anual de cien hectáreas de bosque causan que al Parque Nacional Nevado de Toluca le queden diez años de vida, estimó su director general, Luis Miguel Mandujano.

Ante la urgencia de autoridades estatales para declarar esta región como Reserva de la Biosfera, a fin de contener su deterioro, Mandujano consideró que el cambio de categoría es una alternativa, pero no garantiza que se revierta el daño a la zona.

“Si le cambiamos la categoría también abrimos la puerta para cosas que no queremos; lo que deberíamos hacer ahorita es cerrar minas, pero la autoridad competente que le toca cerrarlas no lo ha hecho, y al cambiar la categoría a la mejor lo que podríamos hacer es regularizarlas y permitirles que existan.

“Ya empezamos con el cambio de categoría, y en caso que se decida que sí, iniciar el procedimiento, pero eso se lleva mucho, mucho tiempo”, explicó el funcionario, que depende del gobierno federal.

La coordinación entre las dependencias estatales y federales, dijo, es la única alternativa para que las acciones que se realicen en la zona impacten, pero advirtió que no existe sinergia institucional.

La solución que ve a corto, mediano y largo plazos es fomentar que los ejidatarios cambien, por convicción, el uso de las tierras, ya que le resultaría muy costoso para el gobierno federal la expropiación de los terrenos, y actualmente los labriegos pueden sembrar lo que quieran, aunque deteriore el terreno.

Pese a este deterioro, la gente de diversos estados sigue llegando copiosamente al volcán cuando se pinta de blanco. Este domingo, tras la segunda nevada del año, más de diez mil visitantes acudieron para disfrutar del paisaj e en la zona.

Habitantes de Puebla, Guerrero, Michoacán, Morelos, Distrito Federal y de diversos municipios del Estado de México decidieron dejar sus automóviles estacionados cinco kilómetros abajo de la zona de nieve, por el cierre del camino.

En familia o en solitario, los visitantes llevaban desde el tapete del automóvil para deslizarse por el hielo hasta algunas palas para formar un muñecos.

“Lo padre es que hay nieve en todos lados, entonces pudimos jugar con los niños y hasta armar nuestro muñequito”, dijo Raquel Guarneros, de Metepec.

Acciones de la Semarnat para el Nevado de Toluca en 2010:

· Creación y mantenimiento de brechas cortafuego

· Poda de árboles

· Programas para promover la restauración de áreas degradadas

· Creación de gaviones para contener la erosión

· Siembra de árboles en 450 hectáreas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *